Beneficios del consumo del Hueso de Aguacate

jugo de aguacate

La mayoría de las veces cuando adquieres un aguacate solo piensas en las increíbles comidas que preparar con su preciada pulpa, sin siquiera pasar por tu mente en aprovechar también su hueso, el cual desechas inmediatamente luego que lo cortas, sin embargo te sorprenderías en saber todas sus propiedades y el elevado valor nutricional que contiene para el tratamiento y la prevención de diversas enfermedades, por esta razón, a continuación te presentamos los beneficios del consumo del hueso de aguacate.

Beneficios del hueso de aguacate

Ahora listamos los beneficios del hueso de palta o aguacate.

Alto contenido de aminoácidos

Aunque al consumir la pulpa obtenemos aminoácidos, estos solo representan un 30% de lo que ofrece como tal el fruto, mientras que en el hueso se encuentra el 70 % restante, esenciales para contrarrestar los niveles de colesterol malo en la sangre y permitir que se reduzca significativamente el riesgo de padecer enfermedades coronarias y cardiovasculares.

Elevado nivel de fibra natural

Ingiriendo el hueso, recibirás un gran aporte de fibra natural, fundamental para combatir y tratar inflamaciones a nivel de los conductos gastrointestinales, lo que disminuye considerablemente los espasmos digestivos, además de librar cualquier tipo de infecciones y molestias estomacales como la disentería.

Gran contenido de antioxidantes

Gracias a todos los antioxidantes que posee, ayuda a prevenir los síntomas del envejecimiento precoz de la dermis y formación de arrugas en la piel, además favorece la producción de colágeno brindándole al cutis suavidad y elasticidad.

Contiene flavonoles

Aunque no ha sido probado en humanos, cierto estudio comprobó que puede ser determinante en evitar la formación y crecimiento de tumores.

Posee un efecto termogénico

Esto contribuye directamente en favorecer la quema de grasa localizada, permitiendo bajar rápidamente de peso. Evidentemente se obtiene un mejor resultado si se combina con una dieta balanceada, reducida en carbohidratos y actividad física.

¿Cómo consumir el hueso?

Una de las formas más provechosas y fáciles de consumir el hueso, es mediante una infusión caliente del mismo, para ello, se corta a la mitad, se añade a una ollita con una taza de agua, se deja cocinar hasta que hierva y luego retiras dejando reposar por al menos 10 minutos para ingerir.

Para bajar de peso, se debe triturar o rallar el hueso y preparar un tÈ en medio litro de agua, para posteriormente tomar 3 veces al día.