Como germinar un Hueso de Aguacate

aguacate10 venta de aguacate

Al momento de propagar una planta, queremos que nuestra experiencia en la jardinería sea lo más exitosa posible y menos traumática, es por eso que, al iniciar el proceso de siembra, la germinación del hueso de aguacate toma mucha relevancia, asÌ que el día de hoy te enseñaremos en simples y fáciles pasos como realizar esta actividad agrícola.

Procedimiento para Germinar

Lo primero que debes hacer, es seleccionar un fruto de aguacate que posea una apariencia saludable, cortar a la mitad, extraer la semilla y lavar bien con abundante agua. Es importante que no le quites la piel café que lo cubre.

Luego, pon la semilla de manera vertical sobre una superficie plana, situando la punta hacia arriba. Este paso es sumamente importante, ya que por la parte inferior brotan las raíces y por la superior emerge la planta.

Una vez hecho esto, inserta 4 palitos de madera en la base de la semilla, coloca en un vaso de cristal, de forma de que los palillos sirvan de soporte y no dejen que se sumerja en su totalidad, seguidamente agrega agua hasta cubrir un tercio del hueso, este es otro nombre por el cual se conoce comúnmente a la semilla de aguacate.

Lleva el vaso a un lugar en donde la luz solar incida directamente y deja ahÌ por un periodo de 8 semanas para que se repose, asegurándote de que nunca le falte agua, ya que esta es vital para que la planta germine, por lo tanto, la semilla la estar· absorbiendo constantemente. Si notas que el agua está muy sucia, reemplázala por completo para asÌ evitar la formación de hongos que retrasen el crecimiento o lo impida en su totalidad.

Transcurrido este lapso de tiempo, la parte superior de la semilla estar· bastante seca y agrietada, pudiéndose notar como emerge el brote de la planta, de igual modo, ya las raíces en la parte basal de la semilla se habrán formado.

Una vez la semilla de aguacate haya germinado, continua con el mismo cuidado y cuando el tallo alcance los 12 centímetros, realiza una poda de 5 centímetros, de esta forma su crecimiento se estimular·. Si es necesario cambia los palitos para que la semilla esté bien sujeta.

2 meses después

Al pasar 2 meses más aproximadamente, el tallo de la planta estará grueso, vigoroso, con una altura promedio de 25 centímetros y con la presencia de sus primeras hojas, este es el momento perfecto para trasplantarla.

Así que, retira la semilla del vaso, extrae los palillos con mucho cuidado y lleva a una maceta que contenga una mezcla tierra negra suelta y compost en partes iguales.

4 meses siguientes

Entierra cuidadosamente la semilla hasta la mitad, sin lastimar las raíces, agrega un poco de agua y deja en un lugar cálido y asoleado por 4 meses o hasta que la planta tenga una altura aproximada de 60 centímetros. Durante este tiempo, es importante regar con frecuencia y agregar fertilizantes ricos en nitrógeno, fósforo y potasio (N,P,K) cada 30 días.